En el Instituto Tomás Perón ya elaboran suero contra la “araña de rincón”

El Laboratorio se convirtió en la segunda institución pública del país en producir el antídoto. Si bien los casos registrados en la Provincia no son numerosos, la lesión provocada por el arácnido puede traer graves consecuencias para la salud de la persona afectada.

Tras dos años de investigación y desarrollo para la producción del antiveneno contra la picadura de la araña Loxosceles laeta–también conocida como la “araña de rincón” o “de los cuadros”–, el Instituto Biológico “Dr. Tomás Perón”, dependiente del ministerio de Salud bonaerense, finalizó de manera exitosa la elaboración del primer lote de este producto biológico y realizará su entrega a los distintos Centros Antiponzoñosos de la Provincia.

“Hasta ahora existía un solo organismo estatal capaz de producir este antiveneno, el Instituto Malbrán”, destacó el director provincial del Laboratorio, Duilio Fagnani, quien explicó que “el Instituto Biológico, a través de la Red de Centros Antiponzoñosos, distribuye en forma gratuita los sueros contra las picaduras de diferentes especies de arañas y mordeduras de ofidios”.

La araña Loxosceles laeta tiene una enorme distribución en Sudamérica y es la más venenosa y peligrosa. Los ejemplares de esta especie miden alrededor de tres centímetros, son de color marrón grisáceo y se localizan en lugares secos, poco ventilados y con escaso aseo, como por ejemplo la parte posterior de los cuadros, roperos o el fondo de baúles y cajones a los que se les da escaso uso.

Su picadura provoca desde daños en la piel –que de no recibir tratamiento oportuno puede generar la necrosis (muerte) del tejido–, hasta un cuadro cutáneo-visceral que destruye los glóbulos rojos e insuficiencia renal aguda con eventual derivación en una falla multiorgánica y concluir en la muerte de la persona afectada.

Respecto al tiempo que debe transcurrir entre la picadura y la aplicación del suero, los especialistas del Laboratorio explicaron que “no hay un período específico, pero cuánto más rápido se aplique es mejor, ya que el efecto del veneno del arácnido en la persona es relativo al organismo y al tipo de herida producida”.

Integrantes del departamento Sueros Hiperinmunes del Instituto Biológico recolectaron arañas en la ciudad de Azul, y capturaron alrededor de 400 ejemplares en un edificio abandonado. Desde entonces, el proceso de producción llevó dos años entre la cría en cautiverio, la elección del método para extracción del veneno y la puesta a punto para la elaboración del producto.

Previamente, profesionales del Biológico viajaron a capacitarse al Centro de Producción y Pesquisa de Inmunobiológicos con sede en Curitiba, Brasil, un centro de referencia a nivel mundial en la producción de este tipo de sueros. El vecino país cuenta con muchos casos al año de afecciones provocadas por picaduras de insectos y animales, por lo que adquirió gran experiencia en el tema.

CASOS EN LA PROVINCIA Y CENTROS DE ATENCIÓN
Según datos de la coordinación de Centros Antiponzoñosos de la cartera sanitaria, se registra un número poco significativo de casos de loxoscelismo en la provincia de Buenos Aires, en comparación con los registrados de picaduras de la “viuda negra”, para los que ya existían antivenenos.

En el ámbito bonaerense funcionan 22 Centros Antiponzoñosos distribuidos según las regiones en las que se registran la mayor cantidad de casos. Según las estadísticas oficiales, Bahía Blanca es la ciudad con más casos de picadura de loxosceles laeta. La información proviene de las notificaciones obligatorias, es decir, de aquellos casos donde se llega utilizar el antiveneno.

En caso de picaduras de cualquier animal o insecto ponzoñoso, el afectado debe dirigirse al centro de salud más cercano en procura de atención. También puede obtener orientación a través de la línea gratuita 0-800-222-9911, perteneciente al Centro Provincial de Referencia en Toxicología de la provincia de Buenos Aires (CEPROTOX), o bien comunicarse al (0221) 421-0931, correspondiente a la misma dependencia.

El CEPROTOX realiza diagnóstico y tratamiento, y tiene guardia telefónica las 24 horas, los 365 días del año.