JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Sidebar

Magazine menu

20
Mon, Nov

Politica
Typography

El intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, tuvo el último domingo una de las peores elecciones en el distrito que gobierna desde que se creo, en el año 1995. Enfrentado con Cristina Kirchner y con un pie en Cambiemos, al que por ahora no piensa pasarse de manera  formal, Mauricio Macri decidió inundarle de asfalto el municipio.

Acostumbrado a ganar por cerca del 60%; Granados tuvo en estas elecciones un resultado magro. Incluso, la tira municipal de la boleta de Unidad Ciudadana, la cual llevaba como candidata a primera Concejal a Dulce Granados, esposa del intendente, obtuvo el 43%; un punto menos que  Cristina Kirchner en el mismo municipio.

Incluso, para que la pérdida de votos no sea aún mayor, los Granados tuvieron que jugar fuerte, y bajar de Diputada Nacional a Concejal Municipal a la primera dama de Ezeiza, la cual abandonará la Cámara Alta con el mayor porcentaje de ausentismo entre todos los diputados: En el 90% de las sesiones Dulce Granados ni estuvo, quedado incluso muy por encima de otros legisladores acostumbrados a faltar, como Elisa Carrió, quien tiene un 70% de ausentismo.

La convivencia forzada en la boleta entre la expresidenta  y Granados, en base a que ambos registraban la mayor intención de votos en Ezeiza, no impidió que el exministro de Seguridad de Daniel Scioli continuara fortaleciendo sus vínculos con Cambiemos.

Hace apenas unas semanas  antes de las elecciones,  en la inauguración de la Central Térmica de Ezeiza, obra iniciada por el kirchnerismo,  el intendente Granados se mostró junto con la gobernadora María Eugenia Vidal y el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren. Mientras que por el contrario nunca se lo vio en actos ni reuniones de Cristina con otros intendentes; siendo el único de origen peronista de la Tercera Sección electoral que no participó.

Por el contrario, tampoco tuvo reparo  en mostrarse junto con Eduardo Duhalde; Jesús Cariglino (Malvinas Argentinas), Humberto Zúccaro (Pilar), Mario Ishii (José V Paz) y Aldo Rico (San Migue), quienes apoyados por el macrismo, intentaron armar una lista peronista para sacarle votos a Cristina Kirchner, como finalmente lo hizo Florencio Randazzo.

Esa cercanía con Vidal y Macri, no impidió que Rubén Barabani, el elegido de Cambiemos para encabezar la lista de concejales en Ezeiza, obtenga el 32 de los votos, aunque aclaró que no será “un espacio de oposición férrea, apostamos a la gobernabilidad. Tratamos de ser ordenados para que las cosas lleguen a los vecinos de la mejor manera”.

Ahora, concluidas las elecciones, Macri anunció una serie de obras en Ezeiza, las cuales serán financiadas por el ejecutivo nacional. Mediante un acuerdo con el  Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación; se destinarán 45 millones de pesos para esa localidad. En Carlos Spegazzini se pavimentarán cuadras por 22,4 millones de pesos; mientras que en Tristán Suárez se hará lo propio por 22,3 millones de pesos.

INFORME POLITICO

0
0
0
s2sdefault
Municipalidad del Partido de La Costa
Publicidad