JA Teline V - шаблон joomla Форекс

Politica
Typography


La gobernadora Vidal, luego de asegurarse la reparación del fondo del conurbano bonaerense, esto es, mucha plata para hacer obras públicas, y como consecuencia muchos votos, bajo el perfil.


Sacudida por el escándalo nacional de “la reforma previsional” de Macri, anuncio casi en susurros, que en su provincia, el IPS, no se tocaba. Sólo metió mano, legislatura mediante, a la caja de los empleados del Provincia, cosa que nos cuesta a los bonaerenses, seis días seguidos sin banco, y sin recarga de cajeros automáticos.


Tal vez el plan, era mantener una posición equidistante entre los extremos de la grieta. Tal vez con esta actitud, más el preocupante desgaste de la imagen presidencial, ella, pudiera ser quien lo suceda. Tal vez…


Pero como reza el título de la nota, lo que manda en la política, son los intereses. De la gente? No siempre. En este caso, el interés del presidente, de cumplir a rajatabla los mandados del FMI, respecto del achique del gasto público. Película que los bonaerenses ya vimos, cuando Cavallo, ministro de Menem, apuraba a Duhalde Gobernador, a privatizar el Banco Provincia y desparecer el IPS.


En una remake de los 90, Macri inició una fuerte jugada contra el gobierno de Vidal, para que esta, haga los deberes.  Para que ponga en marcha la reforma del sistema provisional bonaerense.


Si bien, el ultimátum de la Casa Rosada fue para Buenos Aires, Santa Fe, Tierra del Fuego, Santa Cruz y Misiones, Vidal, sintió en su nuca, como nunca, el aliento del presidente.
Este planteó que al 30 de junio, las provincias deben mandar Anses información detallada sobre el gasto provisional de las cajas provinciales, ya que ese organismo, tiene que asistir el déficit de caja de los territorios provinciales.


Así las cosas, en la gobernación captaron el mensaje: hay que motorizar el borrador del proyecto que había sido congelado en diciembre.
Esto pone de manifiesto las diferencias entre cómo se calculan las jubilaciones entre uno y otro organismo.


Por eso los gremios estatales bonaerenses, gritan “NO a la armonización”. Porque en la provincia se toman los tres mejores años trabajados continuos o los cinco mejores discontinuos. En cambio, la Anses toma los últimos diez años trabajados y se prorratean.


Así y todo, Vidal saca pecho, y anuncia a sus senadores que no habrá "en lo inmediato" una modificación del sistema previsional bonaerense. En lo inmediato…


La explicación es clara. No es rebeldía lo de Vidal. Es conciencia de que no tiene los votos. La última aventura confrontativa le salió bien, pero por diferencia de un solo voto.
A contramano de lo que plantean en Nación, el IPS no es deficitario. Registró, es cierto, una caída del superávit anual, pero como consecuencia de los despidos, y al congelamiento de las vacantes. Es que si no ingresan aportes a la caja previsional, pero siguen jubilando gente, se quiebra la ecuación del IPS.


Por eso el presidente quiere la reforma. Por eso a Vidal, no le conviene. El superávit del órgano provincial, muchas veces cubre baches de gasto corriente provincial. Y eso, es un bocado que solo quiere comer el presidente.

0
0
0
s2sdefault
Municipalidad del Partido de La Costa
Publicidad